De la Física Teórica a la Experimental

Actualmente trabajo como investigadora postdoctoral en Física de Partículas, y más en concreto, colaboro en un experimento que estudia la naturaleza del neutrino, una de las partículas más esquivas del universo. Pero, cómo llegué hasta aquí? Empecemos por el principio.

Doctorado en Física Teórica.-

Según se acercaba el día de mi graduación (en física, fenomenología de partículas), me empecé a plantear la posibilidad de hacer un doctorado. No estaba segura de pasar mi vida en el mundo académico, pero quería al menos intentarlo, especialmente porque no estaba muy interesada en ningún trabajo en particular de aquellos que una licenciatura en física podía ofrecerme. Dado que no tenía una clara vocación por la investigación, decidí combinar el doctorado con una experiencia en el extranjero, con la vivir una experiencia más allá de la experiencia académica, como por ejemplo aprender un nuevo idioma. El tema en concreto no era muy importante para mí, pero el campo quería que fuera la fenomenología de partículas. Eché un vistazo por ahí y, en parte por tema de plazos, en parte por afinidades, decidí echar mi solicitud para un programa de doctorado en España, y de hecho obtuve una beca/contrato del CSIC para trabajar en QCD a Altas Energías.

Al principio del doctorado estudié cómo calcular amplitudes de n-partículas, usando técnicas alternativas a los diagramas de Feynman: se trataba de cálculos analíticos muy largos y a veces podía pasarme horas mirando una expresión, esperando tener una idea brillante que me ayudara a simplificarla. Después, pasé a trabajar en física más “concreta”, calculando amplitudes de producción de quarks top en aceleradores, como Tevatron y el LHC.

Tras terminar el doctorado, estaba convencida de que no quería seguir en esa dirección, principalmente por dos razones. Por una parte, estaba muy alejado de la realidad. Calcular cantidades matemáticas basadas en un modelo y cambiar una variable o dos con la esperanza de que el resultado se ajustara a los datos experimentales no era muy gratificante. Por otra parte, el trabajo diario (principalmente cálculos a mano o con la ayuda de programas como Mathematica, y a veces simulaciones Monte Carlo con Fortran) resultó ser extremadamente monótono y aburrido. Todo esto contribuyó a bajar mi motivación.

Conversión a la física experimental.-

Por estas razones decidí cambiar de campo. Física de Partículas me seguía resultando atractiva: lidia con una de las preguntas fundamentales del ser humano: “De qué estamos nosotros y el resto de la naturaleza hechos?”. Por esta razón no quería dejar la investigación y decidí echar un vistazo a la parte experimental. En el instituto donde me encuentro hay un grupo haciendo física médica y allí encontré varios investigadores con un doctorado en física teórica que después cambiaron a un campo más aplicado, como Imagen Médica para el diagnóstico. Una formación teórica podía ser útil después de todo!! A la misma vez, hablé con experimentales de Física de Partículas y entré en contacto con la física de neutrinos. Al final decidí trabajar en este grupo, empezando con un contrato de estudiante que poco después fue sustituido por un contrato postdoctoral.

  • Cuál es mi trabajo?
    Debido a mi formación empecé trabajando en el software. Simulo el detector y los procesos físicos que en él ocurren, con la intención de hacer predicciones y compararlas con los datos. Además, analizo datos, tanto reales como simulados. Los aspectos de mi trabajo que más me interesas son el desarrollo de mi propio código dentro de un marco desarrollado en nuestro grupo y los tests de dicho código con nuestros propios datos, sin tener que depender mucho de influencias externas, y que ahora puedo ver una clara aplicación de mi trabajo diario, lo que me crea una gran satisfacción.
  • Qué tuve que aprender?
    Sin duda el cambio ha sido grande, y he tenido que aprender de cero muchas cosas. Me he sentido con frecuencia como un estudiante en sus comienzos, especialmente con la programación (usamos mucho C++ y Python, que yo nunca había usado antes) y con la física de detectores, de la que sólo tenía un conocimiento básico.
  • Cómo ha sido mi experiencia previa útil?
    Mis cuatro años de doctorado me han dado experiencia en el mundo académico: dando charlas en conferencias, presentando mi trabajo, escribiendo artículos, … Por otra parte, una formación teórica te permite comprender la parte más abstracta de los modeles que describen la física con la que trabajas, y la visión más general que te da ayuda a la motivación. Más aún, el doctorado me preparó para afrontar las dificultades y los momentos de desánimo. Sabía que vendrían, y en más de una ocasión, pero que se pueden superar. Esto me ha permitido trabajar de forma más rápida y eficiente.

En general, puedo decir que estoy satisfecha: mi trabajo diario es variado y los resultados llegan más rápido. También pienso que trabajar en grupo hace los días más interesantes y dinámicos, comparados con la relación uno-uno que es habitual en física teórica. Te permite un mayor intercambio de conocimientos y te da la posibilidad de aprender de más gente. Obviamente también hay partes negativas: se te presiona más, y tienes que aprender a trabajar en equipo y solucionar las discusiones y tensiones que pueden surgir.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *