Nanomédico*

Si, si, has leido bien. Soy nanomédico. Pero no nos podemos olvidar que estudié Física. Fue el año pasado cuando asistí a un workshop internacional sobre nanomedicina en Málaga cuando pude leer juntos los currículums vitae de un buen puñado de profesionales de la nanomedicina. Entonces me di cuenta que muchos de ellos eran físicos.

Y tú te preguntarás, ¿a qué nos dedicamos en esta profesión tan rara?. Por ejemplo, los nanomédicos estudiamos como administrar medicamentos en el lugar del cuerpo donde está localizada la enfermedad del paciente. Una profesión increíble (en palabras del canal de ciencia de la BBC) en la que se consigue administrar los tratamientos en el pequeñísimo nivel atómico de la nanoescala.

En la revista consumer Eroski pude leer un interesante artículo en el que se hacían eco de diferentes estudios que avanzan cuales serán las profesiones del futuro. La nanomedicina, con profesiones hasta ahora desconocidas como la de fabricante de órganos o diseñador de nanobarcos para navegar a través del cuerpo humano y destruir células cancerígenas, es una de ellas.

Pero, ¿qué es la nanomedicina?. Hay un video colgado en youtube muy recomendable para hacerse una idea, sin duda mejor que cualquier frase que yo pueda escribir. Pero, de todas formas, dejadme que recoja del portal Euroresidentes una aventurada definición muy sencillita que me ha gustado:

La nanomedicina es la rama de la nanotecnología que permitirá curar enfermedades desde dentro del cuerpo y a nivel celular o molecular.

La nanomedicina es necesariamente interdisciplinar, abarcando desde la investigación básica de físicos, químicos o biólogos, pasando por la aplicación de los conocimientos en tecnologías de materiales, electrónicas o biomédicas de los ingenieros o de liberación de medicamentos de los farmacéuticos, hasta llegar a la la investigación clínica de los médicos.

Es curioso como si te describo alguno de los más recientes avances en nanomedicina te va a dar la sensación de que te estoy hablando de ciencia ficción:

# Biosensores, dispositivos informatizados y robustos capaces de detectar las enfermedades en el estado más temprano posible midiendo diferentes parámetros en paralelo o integrando varias etapas del proceso de análisis para ser utilizados por el propio paciente y suministrar multitud de datos al médico;
# Nuevas formas de administración de medicamentos más directas y eficaces, consistentes en complejos nanosistemas terapéuticos que incorporan un principio activo que permite su liberación a la velocidad y en el entorno adecuado;
# Nuevos materiales capaces de mimetizar respuestas celulares específicas para implantes, capaces de dirigir la proliferación y diferenciación celular y la producción de la matriz extracelular necesaria en la reconstrucción de huesos y tejidos dañados.

Sin embargo estos son campos de trabajo tanto en centros de investigación en la península ibérica que ya están en marcha (como el CIC biomagune en San Sebastián, el Instituto Catalán de Nanotecnología en Bellaterra, el IMDEA Nanociencia en Madrid…) como que estarán plenamente operativos en los próximos meses (como el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología en Braga o el Centro Andaluz de Biomedicina y Nanomedicina en Málaga…).

Y, ¿qué estudia uno para ser nanomédico?. Pues está claro que para ser médico estudiaría medicina. Ahora bien, para ser nanomédico de momento no es posible en España estudiar ningún grado en nanomedicina. Pero es que no existe siquiera un posgrado íntegramente dedicado al campo de la nanomedicina en nuestro país. Con lo que la opción de aprendizaje oficial de la nanomedicina que nos queda es realizar algún master o doctorado en el que se incluyan asignaturas relacionadas con este campo. Entre ellos os puedo comentar los master oficiales en ingeniería biomédica o en diseño galénico y biofarmacia de la Universidad de Navarra, el doctorado en ciencias biomédicas de la Universidad Complutense de Madrid o el master en biomedicina de la Universidad de Barcelona.

Pero si de profesión con futuro hablamos, tendremos que fijarnos también en las empresas en que trabajan nanomédicos. Y es ahí que nos encontramos que la empresa líder europea en nanomedicina Advancell tiene su laboratorio de nanomedicamentos en el Campus Vida de la Universidad de Santiago de Compostela. No en vano estamos hablando de una oportunidad de negocio que el Ministerio de Industria a través de la iniciativa “Invest in Spain” ha cifrado en 100 millones de € en 2012. Estas espectativas están llevando a la aparición en los últimos años de numerosas pequeñas empresas surgidas del entorno universitario como Nanogap en Santiago, Technical Proteins Nanobiotechnology en Valladolid, Nanoimmunotech en Vigo o Endor Nanotechnologies en Barcelona que trabajan en nanomedicina junto a algunas grandes empresas del sector como PharmaMar, Novartis o Almirall.

El futuro viene cargado de nuevos trabajos para los titulados en física. Sirva mi caso particular, el de esta oveja negra de la familia que renució en su día a seguir los pasos de su padre, su abuelo… por la física y que, sin embargo, ha llegado a ser el último de una larga saga familiar de médicos: el nanomédico.

* Este artículo fue publicado previamente en el boletín informativo del mes de Abril de 2011 del Colegio Oficial de Físicos.

—————————————————————–

Otros detalles si estás interesado en este post:

  • ¿Dónde debo enviar mi CV?
    Convocatorias y ayudas (link) y ofertas de empleo (link) de la Fundación Progreso y Salud.
  • ¿Dónde puedo encontrar más información?
    En la web del Programa Andaluz de Nanomedicina, la web del 3B´s Research Group in Biomaterials, Biodegradables and Biomimetics  o la web del Centro Andaluz de Nanomedicina & Biotecnología – Bionand. También es interesante el Programa de mobilidad en nanomedicina (link).
  • ¿Cuál es el salario típico (bruto) durante los primeros 5 años?
    El salario típico está en el rango 15-30K€ anuales. Más info en la web de la Federación de Jóvenes Investigadores.